La mejor forma de aprender es torear en plazas difíciles

Nueve leoneses, con Javier Arias al frente de su Dr. Bogarde Big Band, se suben al escenario de la prestigiosa sala Clamores de Madrid para presentar su flamante nuevo disco «Words».
Subido a un tren de largo recorrido, Javier Arias, con Dr. Bogarde, su proyecto individual, ha llegado a un lugar insólito en su carrera musical. Un disco,

Editado por el sello Autor de la Fundación Autor, que hoy presenta en la prestigiosa y mítica sala Clamores (21.30 horas), de Madrid. Para los descreídos, aquello que hacía el «Elvis leonés» (está harto del apelativo, pero fue él quien lo provocó) tenía un trayecto que no iba más allá de minigiras por los pubs leoneses, en las que daba rienda suelta a su pasión por el jazz vocal para conseguir una aceptable puesta en escena y una excelente ejecución como cantante y, también, por parte de sus músicos. Hasta ahí, el Javier Arias de la fe ciega en sus posibilidades y repercusión media entre el público y los músicos locales.

Arias, más curtido en mil batallas musicales de lo que se cree, comenzó así su trabajo de laboratorio, de creación, de ensayo, error y vuelta a empezar. Y llegó a crear canciones. Y a recrear standards. . En su día, seguro que fue el chico más alto del Coro Universitario de León. En otro momento, se inventó una aproximación pop con Los Instantáneos. Muchas veces, resucitó al Elvis que más le gusta. Todo, con el fin de encontrar su lugar musical y su sitio en el tumultuoso mundo del negocio. Y, ante todo, con el fin de evitar que sus logros musicales se quedaran en la autocomplacencia. Hoy, en Madrid, en la Sala Clamores toca el tópico. El clásico de habrá un antes y un después. El día D. Pero, como es Javier Arias, con la seguridad de que siempre habrá una posible reinvención, es un día para disfrutar. Parafraseando a Cruyff, 1992, final de la Copa de Europa, que alguien le diga a la Dr. Bogarde Big Band, así se llama esta nueva historia que hoy se verá en Madrid: «Salid y divertíos». Casi con un pie en la furgoneta, lo último de Javier Arias es esta entrevista con Diario de León.

-"Ha titulado su disco «Words». ¿Por alguna razón especial?"

-"Se titula así porque cada composición es una historia para expresar momentos de mi vida en palabras. Uno de los temas se titula así y era una opción para titular el cedé. La composición comenzó a finales de febrero de 2008 y duró aproximadamente quince días, un tiempo record. Hemos grabado en Music Center, en León, con Manolo Rodríguez, en quien hemos puesto todos la mayor de las confianzas y él ha respondido al 110 por cien. La producción artística y arreglo la hemos llevado a cabo entre Julio Aller, Javi Baíllo, Luis Gutiérrez y yo, aunque cada uno de los músicos ha aportado lo que le ha parecido oportuno para dejar su sello, sin limitaciones.

-"Para este concierto en Clamores lleva una alineación leonesa"

-"Julio Aller, piano; Yaser el contrabajo sustituyendo a Baillo que a este concierto no puede desplazarse; Luis García Aláiz Yogui, en la guitarra; Iván Martínez en la batería; Luis Gutiérrez, en el saxo tenor; Santi Ibán, en el trombón; Dioni García y Nacho Castro, en trompeta y fliscorno y yo en la voz.

-"¿Hacia dónde cree que va su música con este disco? ¿Evolución, resultado de un trabajo de años, nuevos territorios por explorar?"

-"Creo que es la primera vez en tantos años, que hago lo que quiero. El trabajo anterior me ha servido, aunque no me satisficiera plenamente. He estado cogiendo tablas, madurando, explorando, emprendiendo y abandonando proyectos. Este trabajo habría sido imposible sin la implicación de mis compañeros. Y esto es una espiral constante en la que nunca dejas de aprender. Y nuevos territorios por explorar, siempre. Porque mi cultura jazzística es aún muy pobre".

-"¿Con qué sensación le gustaría que saliera el público del Clamores?"

-"Con la de haber estado escuchando a unos músicos que se creen lo que hacen. Por supuesto intentaré ser cercano y que noten calidez".

-"¿Aspira al éxito masivo o al minoritario?"

-"Aspirar al éxito minoritario me parece escasa empresa. Aspiro a ser cabeza de ratón y algún día lograr el reconocimiento como referencia del jazz vocal español. Luego, si consigo eso, ya veremos."

-"¿Tiene intención de mover el disco a base de directos?"

-"Sin duda. Me gustaría participar en el mayor número de festivales posible. Quiero llegar a un público no iniciado también, pero desde luego La forma de aprender es a base de torear en plazas difíciles."

-"¿Loquillo, Elvis o Dean Martin?"

-"Voy a dejar a un lado a Loquillo, porque no es comparable en nada a las otras dos bestias. Elvis me ayudó a reafirmarme en la música y me ha abierto muchas puertas. Pero Dean Martin es un personaje absolutamente completo en lo que a show bussines se refiere. De todas formas, ¿puedo quedarme con los tres?"

Noticia extraída de www.diariondeleon.es